LA CASA DE LA GOBERNAORA Carlos E. Martos Sánchez
LA CASA DE LA GOBERNAORA Carlos E. Martos Sánchez

ALBOREA

HOY 26 DE NOVIEMBRE DE 2017

HOY EDITAMOS EL CUARTO CAPÍTULO DE "ALBOREA"

IV

 

Con puntualidad casi británica, el coche de los González se detuvo en la puerta principal de la casa a las seis de la mañana. Martina había servido un buen desayuno, pese a que aquellas no eran horas para comenzar sus labores. Le explicó a Gabriel que estaba allí por su propio deseo y porque quería darle un abrazo de despedida. Carmen, que también se había levantado, algo que ni siquiera hizo por su esposo, se mostró muy cariñosa con él.

¾No olvides escribirme y contarme todas tus experiencias.

¾No lo olvidaré, pero prométeme que lucharás para salir adelante.

¾Tú me has mostrado el camino. Seguirlo ya solo depende de mí. Ahora quiero que seas tú el que me prometa algo.

¾¡Claro, lo que quieras!

¾¡Quiero que vuelvas pronto! Ya empiezo a echarte de menos. ¾En ese momento se abalanzó sobre él dándole un gran abrazo.

¾Tan pronto como pueda, volveré a Jerez. Lo prometo.

¾Yo también te echaré de menos, Gabriel ¾dijo Martina desde un segundo plano.

Se acercó a ella y la abrazó, mostrándole su cariño y agradecimiento.

¾Cuidaos mucho. Sois mis damas favoritas. ¡Hasta pronto!

¾¡Hasta pronto, Gabriel! ¾dijeron ambas.

Salió al exterior de la casa y allí estaba el magnífico coche de los González que tanto le había impresionado siendo un niño, cuando les acompañaron al puerto de Cádiz a tomar el barco. Pese al tiempo transcurrido, el vehículo le seguía pareciendo imponente por su envergadura, su altura y esas magníficas ballestas junto a las ruedas que absorbían las irregularidades del terreno. Ayudó al cochero a colocar sus dos baúles en la baca de la cubierta y accedió al interior. Aun siendo una hora intempestiva, el matrimonio González se mostraba de lo más locuaz, por no hablar de su impecable indumentaria. Él tampoco desentonaba y para ello hizo uso de sus mejores galas. Además, casi con toda seguridad, a su llegada a Sevilla serían recibidos por sus anfitriones. Algo que le producía cierta inquietud.

El puerto de Bonanza, cuyas primeras piedras se colocaron durante el reinado de Fernando VII, hervía en bullicio a su arribada, y es que apenas se divisaba el casi imperceptible humo que despedía el vapor, el pueblo entero se ponía en movimiento. Se apresuraban los viajeros a reunir con su persona el equipaje al objeto de prepararse para el embarque. Los marineros acercaban las falúas al inseguro muelle, mientras los carabineros transigían en no importunar al viajero con el desagradable registro de sus baúles, mediante alguna metálica insinuación. Los caleseros se acercaban al muelle queriendo ver desde la lejanía con penetrantes miradas si habría pasaje en abundancia o si deberían disputárselo entre ellos en ruidosa trifulca.

Durante el recorrido observaron en las marismas infinidad de aves acuáticas: gaviotas, garzas y flamencos que se acercaban al río en busca de cangrejos. Cruzaron arrozales, que estaban bastante crecidos, a su paso. En la orilla de enfrente, el tiempo parecía haberse detenido y vieron una enorme campiña repleta de árboles frutales y afamados viñedos.

Descubrieron los pueblos que se asomaban a la ribera: La Puebla del Río, sobre el escarpe del Aljarafe, y Coria del Río, entre la cornisa del Aljarafe y las marismas, coronada por el cerro de San Juan.

Poco después de dejar Coria, el río efectuaba un quiebro para encauzar los últimos centenares de metros que habrían de llevarlos hasta El Arenal, una amplia explanada entre las murallas y la orilla del Guadalquivir, entre la Puerta de Jerez y la Torre del Oro. A medida que se aproximaban, se comenzaba a adivinar en el horizonte las siluetas de la Giralda y la Torre del Oro, siempre vigía en una localización inmejorable, ya que la función de la atalaya era albergar la Aduana.

A derecha e izquierda contemplaron algunos almacenes donde se amontonaban los efectos navales junto a las atarazanas. Unas dedicadas a la reparación de viejos navíos y otras a la construcción de embarcaciones no mayores de doscientas toneladas. Algunas dársenas de atraque para embarcaciones menores se alzaban por el río a medida que iban alcanzando la ciudad. Entonces sí, la muralla se les mostraba en todo su esplendor. A su derecha el paseo de Bella Flor, con el Palacio de San Telmo y la Real Fábrica de Tabacos, ambas edificaciones extramuros. A su izquierda Triana. Se adivinaba a lo lejos el nuevo y espectacular puente de hierro dedicado a la reina Isabel II, que unía las dos orillas del río y sustituía al antiguo puente de barcazas.

¾Gabriel, el Palacio de San Telmo la residencia de los duques de Montpensier ¾le susurró doña Beatriz acercándose a su oído.

¾Deberé ir a presentarles mis respetos.

¾No bromees con eso, Gabriel. Ten en cuenta que te vas a codear con la mejor sociedad sevillana y es muy probable que llegues a conocer a los duques.

¾¿Desde cuándo residen en Sevilla? ¾preguntó Gabriel con interés.

¾Llegaron en abril de 1848, después de haberse exiliado en Londres y Madrid ¾respondió don Fabián.

¾Aquí se les brindó una calurosa acogida, no como en Madrid, donde la propia reina Isabel II, movida por la disparidad de carácter con su hermana, auspició su traslado a Sevilla ¾explicó doña Beatriz.

¾Al principio fueron huéspedes del Palacio Arzobispal, hasta que se trasladaron a las dependencias de la planta baja del Real Alcázar, donde nació su primogénita Isabel ¾continuó don Fabián.

¾¿Cuándo se produjo el definitivo traslado al Palacio de San Telmo?

¾En 1849 adquirieron el palacio, y lo hicieron su residencia definitiva.

¾Fue acondicionado adecuadamente, completando su remodelación unos extensos jardines de corte versallesco. Pronto los duques se adaptaron a la singularidad de la ciudad, convirtiéndose en los personajes más influyentes de su vida social ¾aseguró doña Beatriz.

¾El Palacio de San Telmo adquirió de inmediato rango de corte paralela. Lo cierto es que su brillantez en nada tiene que envidiar a la de cualquier corte europea ¾concluyó don Fabián.

¾¿Qué te parece la vista de Sevilla desde el vapor? ¿No es hermosa? ¾preguntó doña Beatriz.

¾Desde luego que lo es. Nada deseo más que perderme por sus calles y disfrutar de sus monumentos. De pequeño viajé en una ocasión a Sevilla con tía Maggie, pero solo conservo un recuerdo muy vago; la Giralda y poco más. Ni siquiera recuerdo el puerto.

¾El puerto de Sevilla ya no es lo que era ¾comentó don Fabián¾. Su periodo de mayor esplendor comenzó a principios del siglo xvi, cuando se estableció aquí la Casa Lonja de Mercaderes, que centralizaba todo el tráfico marítimo con el Nuevo Mundo. También de aquí partieron casi todas las expediciones de los conquistadores de la primera mitad del siglo xvi. El declive sobrevino en el xvii, cuando los galeones, cada vez más pesados a causa de las guerras, se volvieron incapaces de navegar por el Guadalquivir. Las escuadras de guerra que protegían a los barcos comerciales decidieron arribar al puerto de Cádiz y tan solo los barcos pequeños y de poco calado continuaron subiendo hasta Sevilla. En 1680 se trasladaron definitivamente los despachos de las compañías mercantiles a Cádiz. Entonces empezó el período de decadencia para este puerto, que ya nunca recuperó su apogeo anterior.

¾La puntilla debió ser el cierre de la Casa Lonja de Mercaderes ¾comentó Gabriel para que vieran que sabía de lo que hablaba.

¾Sí, aunque para entonces prácticamente ya no había actividad en el puerto de Sevilla.

¾Afortunadamente, y por deseo del rey Carlos III, en el edificio de la Lonja se creó, en 1785, el Archivo General de Indias, en línea con el espíritu de la ilustración ¾argumentó doña Beatriz.

¾Y probablemente uno de los lugares que más visitaré durante mi estancia en la ciudad.

Daban las cinco de la tarde en el reloj de la catedral cuando el patrón, hábil en la maniobra, condujo el vapor en dirección al embarcadero, al pie de la Torre del Oro. Algunas personas aguardaban con inquietud su llegada. Tras ellas, unos mozos de cuerda y algunos criados. Una fila de carruajes esperaba el desembarco del pasaje y sus enseres al modo que Gabriel ya había visto en Bonanza, aunque con un mayor orden. Los pasajeros comenzaban a levantarse de sus asientos pese a no haber finalizado el atraque, algo comprensible después de ocho horas de navegación que, pese a ser un viaje cómodo, dejaban todas las articulaciones entumecidas, según comentó doña Beatriz. Fue en ese momento cuando se le acercó don Fabián para advertirle.

¾¡Un importante comité de bienvenida nos aguarda en el embarcadero!

¾Si le soy sincero, algo así me temía. Dígame ¿de quién se trata? ¾preguntó con curiosidad.

¾¿Ves aquel caballero alto de traje negro?

¾¿El que está al lado de la dama de azul?

¾En efecto. Ese es Paco Horner, tu valedor.

Miró a don Fabián; sorprendido por el empleo de esa palabra: valedor. ¿Acaso pensarían que su partida a Sevilla había sido para aprovecharse de la buena amistad de su tío y el catedrático Horner? Él nunca se había aprovechado de su posición y estaba acostumbrado a valerse por sí mismo. El comentario le desagradó mucho, y en el momento de las presentaciones se hallaba un tanto confundido. El primero en descender del vapor fue don Fabián, que rápidamente extendió su brazo para ayudar a su esposa a alcanzar tierra firme. Detrás de doña Beatriz, casi oculto entre sus ropajes, Gabriel recorrió la pequeña pasarela que le condujo hasta el embarcadero. Cuando llegó, Paco Horner ya se hallaba a la altura de don Fabián, al que saludaba efusivo, igual que a doña Beatriz, a la que, sin perder las formas, besó la mano.

¾¡Bienvenidos a Sevilla!

¾Ha sido muy gentil por su parte venir a recibirnos ¾agradeció doña Beatriz con esa coquetería tan suya.

¾¡Qué otra cosa podía hacer! ¾sonrió Paco Horner mostrando su blanca dentadura.

¾En efecto, ha sido muy amable y aquí le traigo el motivo de su atención ¾dijo don Fabián señalando a Gabriel con su dedo índice.

¾¡Bienvenido, Gabriel! Confío en que llegues con la energía suficiente para emprender el duro camino que te espera ¾añadió sin dejar de sonreír mientras le extendía su mano.

Sus palabras, en lugar de atenazarle, aportaron un rayo de luz a Gabriel que tras analizar su frase respondió:

¾Señor Horner, le aseguro que vengo ilusionado y con ganas de comenzar cuanto antes.

¾Me gusta, eso está bien. Pero permítanme que les presente a nuestra anfitriona.

La dama de azul que se hallaba junto al catedrático y que habían visto desde el vapor era ahora objeto de todas las miradas.

¾¡Doña Asunción Porras!

Era una mujer alta, de facciones grandes y bonita figura, pese a hallarse ya próxima a la cincuentena. «Debió ser muy guapa en su juventud», pensó Gabriel al verla. Sus movimientos demostraban clase, saber estar, eso que no se adquiere, que es innato en la persona. Al ser presentada por Paco Horner, lucía una bonita sonrisa y se mostró simpática y dicharachera.

¾Un verdadero placer, doña Asunción ¾dijo don Fabián inclinándose ante ella y besándole la mano cortésmente.

¾Teníamos tantas ganas de conocerla después del cruce de misivas preparando la llegada de Gabriel… ¾añadió doña Beatriz mientras se daban un beso en la mejilla.

¾Lo mismo les digo. Pero por favor, nada de doña Asunción. Soy Asun para mis amigos y ya les cuento entre ellos.

¾¡Qué simpática!

¾¡Y qué guapa! ¡Anda, díselo tú, Fabián!

¾Bueno ¿y este caballerito? ¾dijo dirigiéndose hacia Gabriel.

¾Un placer conocerla, doña Asunción ¾asintió inclinándose y besando su mano como instantes antes había hecho don Fabián.

¾¡Nada de doña Asunción! Para ti soy la tía Asun.

¾¡Así es como la llaman en casa!

¾Y ahora, después del protocolo, ¿no vas a darme un beso, Gabriel? ¾le dijo abriendo los brazos.

Los equipajes habían sido depositados en el embarcadero y Paco Horner dio instrucciones a un criado para cargarlos en el coche de tía Asun. El sol iniciaba su ocaso por Triana cuando subieron al carruaje. Paco Horner se despidió de ellos amablemente, aunque tía Asun le citó para más tarde:

¾Ahora debo dejarles. Mis obligaciones me reclaman.

¾¡Paco, ya sabe que le esperamos luego en casa, a eso de las ocho!

¾¡No faltaré! ¡Lo prometo! ¾aseguró don Paco, levantando la palma de su mano derecha antes de darse la vuelta.

¾¡Santo Dios! Qué desperdicio de hombre. Y que no haya ninguna mujer que le eche el guante a este adonis…

¾¡Ay, qué graciosa es esta mujer...! ¾exclamó doña Beatriz.

¾Nada de graciosa. ¿Tú te crees, y te voy a hablar de tú, que hay derecho a que este hombre tan alto y tan guapo esté soltero?

¾No habrá encontrado a su media naranja ¾dedujo don Fabián.

¾¡Una pena, una verdadera pena! En fin... ¿Os alojaréis en casa, verdad? ¾preguntó tía Asun.

¾Agradecidos, pero no. Ya hemos reservado. A nosotros no nos gusta molestar y, siempre que venimos a Sevilla, nos alojamos en el gran Hotel Murillo, en el barrio de Santa Cruz.

¾No voy a insistir. Cada uno tiene sus costumbres, pero ya sabéis dónde tenéis vuestra casa.

Dicho esto tía Asun dio orden al cochero de emprender la marcha.

¾¡Sebastián, pasaremos por el Hotel Murillo antes de ir a casa!

En el interior del carruaje, las dos mujeres se sentaron juntas en el sentido de la marcha, mientras don Fabián y Gabriel se hallaban frente a ellas.

¾He preparado una cena de bienvenida para Gabriel a la que por supuesto asistiréis también vosotros.

¾¡Cómo negarnos! ¡Será un verdadero placer! ¾respondió don Fabián.

¾Asistirán algunos amigos, pocos. Más adelante ya haremos una presentación en sociedad como Dios manda.

¾¿Ves, Gabriel? Seguro que acabarás conociendo a los Montpensier.

¾Eso son palabras mayores, pero sí, una o dos veces al año tengo el placer de compartir con los duques alguna velada.

¾¿Has oído, Fabián? ¡Cómo me gustaría poder codearme con personajes tan ilustres! En Jerez tenemos también nuestras reuniones y bonitas fiestas, pero Sevilla es otra cosa.

¾Desde la llegada de los duques, la ciudad ha cambiado mucho. Yo diría que la Corte Chica, como la llaman, nada tiene que envidiar a Madrid, donde todo son intrigas y conspiraciones ¾afirmó tía Asun.

¾Aquí se vive mejor, más tranquilo, teniendo todos los servicios y adelantos de la gran ciudad.

¾¡Ya sé lo que haremos! Os vendréis para la próxima Feria de Abril, que se ha puesto de moda. Lo que empezó siendo una feria de ganado ahora es una fiesta de lo más elegante y divertida. Toda la sociedad sevillana se da cita en las casetas que se montan al efecto. Allí se baila, se bebe y sobre todo se ríe.

¾Sí que vendremos ¿verdad, Fabián? ¡Ya va siendo hora de darle una alegría al cuerpo!

¾¡Pero solo con una condición! ¾añadió tía Asun.

¾¿Qué condición es esa? ¾dijo sorprendido don Fabián.

¾¡Que os alojareis en casa! Tengo una residencia muy amplia, con varias habitaciones casi siempre vacías.

LA MELODÍA DEL DÍA

HOY 26 DE NOVIEMBRE DE 2017 

 

INDIA MARTINEZ INTERPRETA "NESSUN DORMA" DE LA ÓPERA TURANDOT DE PUCCINI, ACOMPAÑADA POR LA ORQUESTA SINFÓNICA DEL GRAN TEATRO DEL LICEO DE BARCELONA DIRIGIDA POR EL MAESTRO JOSEP PONS.

LA CASA DE LA GOBERNAORA Y ALBOREA, ESTÁN DISPONIBLES PARA TODOS LOS AMIGOS DE AVILÉS EN LA BIBLIOTECA PÚBLICA "BANCES CANDAMO" EN LA PLAZA DOMINGO ALVAREZ ACEBAL Nº 2

EL REALISMO LITERARIO EN EL SIGLO XIX

EL REALISMO.docx
Documento Microsoft Word [84.3 KB]

UNA TABERNA PRÓXIMA A LA UNIVERSIDAD "LA TABERNA DE CARMEN, LA PORTUGUESA"

La Taberna de Carmen, La Portuguesa
UNA TABERNA PRÓXIMA A LA UNIVERSIDAD.doc[...]
Documento Microsoft Word [11.1 KB]
El Barrio de Triana en 1854
Aquella mañana tomé un coche de caballos[...]
Documento Microsoft Word [11.4 KB]

SINOPSIS DE ALBOREA

Sevilla, 1854. Gabriel Mexía regresa de Buenos Aires con el fin de alcanzar su licenciatura en Historia, pese a las reticencias de tía Maggie, su principal referente, que seguía afirmando que los estudios legales tendrían una aportación más solvente para su futuro. En su nueva vida como adulto Gabriel tiene ante si todo un mundo por descubrir; una ciudad luminosa, vibrante y llena de sorpresas, que acoge a la Corte Chica de los duques de Montpensier, verdadero nido de intrigas  y refugio de arribistas sin escrúpulos. De la mano del catedrático Horner, el joven Mexía trabará contacto con Bertha, descendiente del clérigo Escóiquiz, celoso guardián de unos documentos que contienen el último secreto de confesión de María Luisa de Parma, reina consorte de Carlos IV. Juntos se verán sumidos en una trama capaz de poner en peligro el futuro de la monarquía en España, además de sus propias vidas.

Alborea continúa la saga iniciada por La Casa de la Gobernaora, retomando a algunos de sus personajes y escenarios, al mismo tiempo que supone un salto generacional y un paso adelante en la narración. Han pasado algunos años. El mundo por el que se mueve Gabriel ha cambiado. Ahora es más maduro, más turbulento, más sensual y también un poco más oscuro. Sus personajes mantienen los mismos valores, los mismos ideales y el mismo espíritu de lucha. Carlos E. Martos Sánchez da con este libro un salto cualitativo en la reafirmación de su obra, que tiene en el respeto al lector una de sus principales máximas. 

HOY HA AMANECIDO DISTINTO. LA ALBOREA CON SUS PRIMEROS RAYOS DE LUZ SE HA EXPANDIDO POR EL UNIVERSO. CON EL APOYO DE TODOS HA NACIDO ALBOREA LA NUEVA NOVELA DE LA SAGA DE LA GOBERNAORA.

Para ver la portada pulsa en el PDF

ALBOREA DEFINITA.pdf
Documento Adobe Acrobat [44.8 MB]

El lanzamiento de ALBOREA, mi nueva novela es un gran motivo de satisfacción. Si echo la vista atrás, han sido algo más de dos años de sentimientos encontrados, de búsqueda, de desvelos, de incertidumbre. En definitiva de vida. Con sus buenos momento, los mejores, y otros amargos como la hiel. ¿Cuánto de sí mismo deja el autor en el proceso? Puedo asegurar que mucho. Como sabéis este es mi segundo proyecto, como a mí me gusta llamarlo, mi segunda novela.

Esta vez he estado asesorado por los mejores, aunque hay una persona que destaca y ella sabe quién es. Ahora que ALBOREA ha visto la luz, le deseo larga vida y que cuente con la comprensión y el cariño de todos vosotros, los lectores, que sois el objeto de esta dedicación.

Por mi parte os puedo asegurar que lo he dado todo para lograrlo. ALBOREA, sale al mundo limpia y muy cuidada para que podáis disfrutar entre sus páginas.

Gracias a todos.

SEVILLA 1854

Portada Alborea portada.pdf
Documento Adobe Acrobat [30.7 MB]

SI QUIERES DISFRUTAR DE UNA NOVELA ELEGANTE Y CUIDADA HASTA EN SUS MÁS MÍNIMOS DETALLES. MEDIDA CON LA DOSIS NECESARIA PARA QUE ESTIMULE EN EL LECTOR LAS EMOCIONES QUE SUFREN O GOZAN SUS PROTAGONISTAS. AVENTURA, PASIÓN, VALORES... TODO ELLO DENTRO DE UN MARCO HISTÓRICO Y ESPECULATIVO DE INTRIGAS PALACIEGAS Y LUCHAS POR EL PODER. ALBOREA, ES UNA NOVELA REALISTA, COSTUMBRISTA, ESTÁ CARGADA DE SUEÑOS, DE NOSTALGIA, DE ANSISAS DE VIVIR. DESCUBRE NUEVAS SENSACIONES DESDE LA PERSPECTIVA DE SU JOVEN PROTAGONISTA GABRIEL MEXÍA. ESTÁ AMBIENTADA EN SEVILLA EN 1854, UN AÑO DE REVOLUCIÓN Y EPIDEMIA. TAMBIÉN DE FIESTA Y RECOGIMIENTO, PERO SOBRE TODO DE INICIACIÓN. ALBOREA ES UNA GRAN HISTORIA DE AMOR. SUS INCURSIONES EN JEREZ O EL PUERTO DE SANTA MARÍA, LA ACERCAN A SU PREDECESORA LA CASA DE LA GOBERNAORA.

INTERESANTE ARTÍCULO PUBLICADO EN LA SECCIÓN CULTURAL DEL DIARIO EL CONFIDENCIAL.

INDUSTRIA EDITORIAL Y LITERARIA NO VAN DE LA MANO.

INDUSTRIA EDITORIAL Y LITERARIA NO VAN D[...]
Documento Microsoft Word [20.8 KB]

YA TENEMOS PORTADA

El museo Thyssen de Málaga nos acaba de comunicar que tenemos autorización para utilizar como portada de la novela Alborea la pintura titulada La Reyerta (1850) de Manuel Cabral Aguado Bejarano, que se encuentra expuesta en una de sus salas.

Manuel Cabral Aguado Bejarano

La reyerta, 1850

Óleo sobre lienzo, 60 x 74,5 cm

© Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga

APROXIMACIÓN ENTRE PINTURA Y NARRATIVA EN EL COSTUMBRISMO ANDALUZ DEL SIGLO XIX.

 

María Pilar DE LA PEÑA GÓMEZ

Dialnet-AproximacionEntrePinturaYNarrati[...]
Documento Adobe Acrobat [1.1 MB]

MUSEO THYSSEN DE MÁLAGA

El Museo está dedicado a la conservación[...]
Documento Microsoft Word [11.3 KB]

Alborea, la nueva novela de la saga de La Gobernaora, se encuentra en fase de maquetación e ilustración. Ayer mantuve una agradable reunión con los amigos de TELOSEDITAMOS, artífices de este milagro, dejando clarificados los próximos pasos hasta su publicación que será muy pronto y  lo anunciaremos debidamente. ¿Objetivo? Que se pueda llevar Alborea de vacaciones y pueda disfrutar en sus momentos de ocio con una novela realista que le aseguro que no le va a defraudar. Aventura, romanticismo, sexo, emociones, valores arraigados en sus personajes, todo bajo un fondo histórico característico de la saga.

EL REALISMO LITERARIO

         Benito Pérez Galdós                 Leopoldo Alas "Clarín"

El realismo literario
EL REALISMO.docx
Documento Microsoft Word [12.0 KB]

 

BONA DIADA DE SANT JORDI 2017

El 23 de abril, un año más, es sinónimo de encuentro. El día que autores y lectores se funden en un mágico mundo de realidades comunes. Letras ordenadas en millones de combinaciones afines a cada cual. Creadores de prodigiosas crónicas ávidos a entregar su más preciada joya a unas manos trémulas y expectantes. Sant Jordi, es también sinónimo de bullicio, de roce y foto, de búsqueda alocada entre paradas callejeras.

¡Disfrutad de la Diada!

¡Lo que yo daría por estar ahí!

¡Perdeos por entre los puestos!

No hay nada más hermoso que esa mirada intensa entre el lector y el artífice de aquella trama que te hizo sentir en libertad, o simplemente te hizo sentir emociones nuevas.

Que el aroma de las rosas te embriague, y en la exaltación del instante pleno, te sientas transportado a un mundo mucho mejor.

 

FELIZ DÍA DEL LIBRO

 

REUNIÓN QUE MANTUVO ESCOIQUIZ CON EL EMPERADOR NAPOLEÓN BONAPARTE  EN BAYONA EN MAYO DE 1808.

TODA LA ENTREVISTA CON NAPOLEÓN. 18 PÁGINAS
ESCOIQUIZ.docx
Documento Microsoft Word [39.9 KB]

LA HORROROSA HISTORIA DE FRAY JUAN DE ALMARAZ.

La horrorosa historia de Fray Juan de Almaraz
La horrorosa historia de Fray Juan de Al[...]
Documento Microsoft Word [19.7 KB]

LAS FIESTAS DE PRIMAVERA DE 1854 EN SEVILLA (4ª PARTE)

LA FERIA DE ABRIL

LAS FIESTAS DE PRIMAVERA DE 1854 EN SEVILLA (3ª PARTE)

LA FERIA DE ABRIL

 

Un nuevo evento popular captaba la atenc[...]
Documento Microsoft Word [11.9 KB]
Las Fiestas de Primavera en 1854 en Sevilla (2ª Parte) La Semana Santa
Acompañé a tía Asun a la tradicional vis[...]
Documento Microsoft Word [12.0 KB]

LAS FIESTAS DE PRIMAVERA EN 1854 EN SEVILLA (2ª PARTE)

SEMANA SANTA

LAS FIESTAS DE PRIMAVERA DE 1854 EN SEVILLA (1ª PARTE)   

SEMANA SANTA

Las Fiestas de Primavera de 1854 en Sevilla (1ª Parte)
La singularidad de Sevilla se manifestab[...]
Documento Microsoft Word [12.7 KB]

LA EPIDEMIA DE CÓLERA DE SEVILLA EN 1854.

La epidemia de cólera de Sevilla de 1854
Ante la gravedad de la situación.docx
Documento Microsoft Word [10.3 KB]

EL TRIUNFO DE LA VICALVARADA    PRIMER GOBIERNO LIBERAL DE ISABEL II.

Ese mismo día.docx
Documento Microsoft Word [11.6 KB]

El General Leopoldo O´Donnell

LA VICALVARADA  28/06/1854

La Vicalvarada 28 de junio de 1854
El 28 de junio de 1854 tuvo lugar un lev[...]
Documento Microsoft Word [11.3 KB]

EL ROMANCE DE MANUEL GODOY Y LA REINA Mª LUISA DE PARMA.

ASÍ COMENZÓ EL ROMANCE ENTRE MANUEL GODOY Y LA REINA MARÍA LUISA DE PARMA.
Tres meses antes de la muerte de Carlos [...]
Documento Microsoft Word [10.5 KB]

LA CONSPIRACIÓN DEL ESCORIAL

La Conspiración de El Escorial
A finales de octubre de 1807.docx
Documento Microsoft Word [10.4 KB]

EL TRANSPORTE EN EL SIGLO XIX

El transporte en el siglo XIX y los bandoleros de Andalucía
El camino a Sevilla se iba a poco más de[...]
Documento Microsoft Word [11.4 KB]

ESTE ES EL DOCUMENTO DE FRAY JUAN DE ALMARAZ, CLAVE EN EL DESARROLLO DE "ALBOREA".

"JURO IMBERBUM SACERDOTIS"
Doc1.docx
Documento Microsoft Word [475.0 KB]

EL TRABAJO REALIZADO POR GABRIEL SOBRE LOS SUCESOS DE BAYONA.

LOS SUCESOS DE BAYONA Y LA POLÉMICA SUCE[...]
Documento Microsoft Word [24.1 KB]

¿QUE ES LA ALBOREA?

La Alboreá es un palo flamenco generalmente utilizado por el pueblo gitano para sus ceremonias nupciales. 

El significado de Alborea como título de esta novela hace referencia a la amanecida, a las primeras luces del día. ALBOREA

Hasta que tengamos nueva editorial si estás interesado en adquirir algún ejemplar de la novela "La Casa de la Gobernaora" debes dirigirte al siguiente correo: carlosmartossanchez@yahoo.es 

Dispongo de algunos ejemplares que enviaré dedicados y sin gastos de envío. El precio de venta es de 18 euros. (10-10-2016)

RESCISIÓN DE CONTRATO CON CHIADO EDITORIAL. 

Del mismo modo que hace aproximadamente un año anuncié con enormes expectativas, sobre todo en lo referente a la distribución de la novela, mi acuerdo con la editorial portuguesa Chiado Editorial para la edición de la novela, hoy me veo en la obligación de comunicar a todos aquellos que estén interesados en el mundo de La Casa de la Gobernaora, que de común acuerdo hemos llegado a la conclusión de rescindir el contrato que nos unia. El motivo ha sido la falta de entendimiento y el incumplimiento por parte de la editora de diferentes puntos acordados antes de la firma del contrato. (10-10-2016)

CÁDIZ
Foto del día de la presentación en Madrid

Entrevista publicada en el blog de Góngora Correcciones el 14 de Diciembre de 2015. 

 

 

       link: http://blog.gongoracorrecciones.com/?p=673

VÍDEO PRESENTACIÓN DE LA NOVELA  EL DÍA 4 DE NOVIEMBRE DE 2015 EN  CENTRO DE LITERATURA APLICADA "FUNCIÓN LENGUAJE" DE MADRID.

ROTUNDO ÉXITO EN LA PRESENTACIÓN DE LA NOVELA  "LA CASA DE LA GOBERNAORA"

Anoche en el Centro de Literatura Aplicada "Función Lenguaje", tuvo lugar la presentación de la novela "La Casa de la Gobernaora". El acto contó con numeroso público, y pasamos una velada realmente agradable. A lo largo del día publicaremos fotos y vídeos de este evento, que ya podemos calificar de rotundo éxito tanto para la novela como para su autor. La nueva andadura de La Casa de la Gobernaora, comienza con excelentes espectativas. (5-11-2015)

IMÁGENES DE LA PRESENTACIÓN:

 La Casa de la Gobernaora

Carlos E. Martos Sánchez

 

 

 

 

Buenos Aires 1861


Algo iba a cambiar en la vida del joven Gabriel Mexía al conocer la súbita muerte de su tío Manuel de Medina, un acaudalado hombre de negocios en extrañas circunstancias. La decisiva actuación del comisario Balbuena  le llevará a iniciar una investigación que conmocionará a los habitantes de la ciudad porteña.

 

Jerez de la Frontera (Cádiz, 1846)

 

Manuel de Medina y Margareth O´Neal, protagonistas en otro lugar y en otro tiempo, de una romántica historia llena de sensualidad y emociones.
Manuel acaba de llegar a España procedente de Buenos Aires. Su intención es comprar una mansión acorde a su posición en la zona de Cádiz. Un viejo amigo, Fabián González, le invita a su casa, pues va a celebrarse la boda de su hija. Allí en una recepción conoce a los amigos de su anfitrión donde destaca una mujer alta de pelo rojo y extraordinaria belleza.
 

Imagen de Cádiz

ACABAMOS DE RECIBIR NUEVOS DATOS :

 

439 DESCARGAS DE E-BOOK EN LAS DIFERENTES PLATAFORMAS.

Maggie O´Neil

LA CASA DE LA GOBERNAORA                                                                         ALBOREA                                   

SI QUIERES ALGUNA DE ESTAS NOVELAS PERSONALIZADA CON LA DEDICATORIA DEL AUTOR, TENDRÉ MUCHO GUSTO EN ENVIARTELA. PARA ELLO SOLICÍTALA A TRAVÉS DEL SIGUIENTE MAIL:

carlosmartossanchez@yahoo.es

Gabriel Mexía